¿Qué significa la desintoxicacion de drogas?

La desintoxicacion de drogas benzodiacepinicas (tranquilizantes) implica una limpieza de toxinas. Sin embargo, en personas con dependencia a una sustancia química, la desintoxicacion se asocia usualmente con el síndrome de abstinencia, esto es, con el conjunto predecible de síntomas y signos que siguen a una interrupción brusca o a una disminución rápida de la toma de una sustancia que se ha consumido de manera estable durante un periodo de tiempo. De hecho, el síndrome de abstinencia es el principal obstáculo para recuperarse de la adicción a las drogas en centros de desintoxicacion de drogodependencias.

Y lo es porque en personas con dependencia de las drogas benzodiacepínicas, la interrupción abrupta y sin tratamiento del consumo puede causar problemas físicos severos. Por otro lado, los riesgos del síndrome de abstinencia para el paciente y la sociedad no se limitan a la severidad de las perturbaciones físicas, especialmente cuando la desintoxicacion se ha llevado a cabo de forma ambulatoria. Esto se debe a que los pacientes en tratamiento ambulatorio de desintoxicacion de tranquilizantes corren el riesgo de automedicarse para paliar los síntomas de abstinencia y a que la interacción entre esta automedicación y las medicinas prescritas por el médico pueden llegar a causar sobredosis o daños cerebrales. Es por ello que el tratamiento en centros de desintoxicacion de drogas, debe considerarse como la principal alternativa terapéutica para dejar el consumo de drogas.

Documental Ganador de Premio: Mejor Video Cientifico 2000 sobre desintoxicacion drogas

Síndrome de abstinencia: el principal obstáculo en los centros de desintoxicacion de drogas

Y lo es porque en personas con dependencia de las drogas benzodiacepínicas, la interrupción abrupta y sin tratamiento del consumo puede causar problemas físicos severos. Por otro lado, los riesgos del síndrome de abstinencia para el paciente y la sociedad no se limitan a la severidad de las perturbaciones físicas, especialmente cuando la desintoxicacion se ha llevado a cabo de forma ambulatoria. Esto se debe a que los pacientes en tratamiento ambulatorio de desintoxicacion de tranquilizantes corren el riesgo de automedicarse para paliar los síntomas de abstinencia y a que la interacción entre esta automedicación y las medicinas prescritas por el médico pueden llegar a causar sobredosis o daños cerebrales.

Los síntomas de la abstinencia de drogas benzodiacepínicas incluyen ansiedad, dolores gastrointestinales, alteraciones del sueño, signos de hiperactividad simpática, ataques y delirio. El comienzo de los síntomas después de la interrupción del consumo depende de la vida media de la droga. Pueden empezar entre tres a seis horas después de la interrupción del consumo de un tranquilizante de corta acción, y más de cien horas después de dejar de ingerir una droga de acción duradera. La duración de los síntomas depende de la dosis, el tiempo de consumo, la vida media de la droga, y la presencia de cualquier condición preexistente al consumo. Los síntomas suaves o moderados se pueden prolongar bastante, mientras que los síntomas agudos persisten normalmente hasta 3 ó 5 días después de la interrupción del consumo de drogas tranquilizantes de corta acción y de dos a tres semanas después de la interrupción del consumo de drogas benzodiacepínicas de acción prolongada.

SINTOMAS DE LA ABSTINENCIA
DE DROGAS BENZODIACEPINICAS
• Agitación • Alteraciones sensoriales
• Insomnio • Diarrea
• Anorexia • Taquicardia
• Nauseas • Alucinaciones
• Ansiedad • Temblores
• Pesadillas • Hipertensión
• Ataques de delirio • Ansia de consumo
• Sudoración excesiva

El síndrome de abstinencia por bajo consumo se caracteriza por ansiedad, irritabilidad, insomnio, pánico, inestabilidad emocional y síntomas neurológicos como la intolerancia a la luz y los colores brillantes o a los halos de luz por la noche, así como parestesias que tienden a migrar. Estos síntomas pueden permanecer entre uno o dos años después de la interrupción del consumo de estas drogas, y sólo disminuyen gradualmente con el paso del tiempo.

Pero la interrupción brusca del consumo de tranquilizantes en un paciente que ha estado consumiendo dosis altas puede desembocar en ataques, delirio o muerte.

La abstinencia del consumo de altas dosis de benzodiacepinas conlleva un riesgo para la vida del paciente y requiere control médico y cuidados intensivos, mientras que la desintoxicacion de dosis más bajas es muy prolongada y difícil. Este tratamiento médico sólo debe realizarse en centros especializados de desintoxicacion drogas.

Así, la dureza de los síntomas de la abstinencia de drogas benzodiacepínicas desaconsejan llevar a cabo un tratamiento de desintoxicacion sin un manejo médico y un nivel de cuidados adecuados que eliminen los riesgos para la salud y la vida de los pacientes. Por tanto, se debe acudir a centros de desintoxicacion de drogodependencias especializados con protocolos clínicos de actuación aceptados científicamente.

Evitando el riesgo de daño cerebral: centros de desintoxicacion de drogas. Tratamiento de benzodiacepinas ultrarápido y sin síndrome de abstinencia

Como se ha señalado, los síntomas de la abstinencia son un obstáculo fundamental para el tratamiento en centros de desintoxicacion de las drogas benzodiacepínicas. Porque dejar de consumir tranquilizantes no es suficiente para eliminar las alteraciones graves que estas drogas producen en los receptores neuronales. Más allá, la medicación que normalmente se usa en los tratamientos de desintoxicacion benzodiacepinas no restaura las áreas dañadas, con el riesgo adicional de que enmascara los síntomas.

Una vez en el cerebro, las drogas como las benzodiacepinas afectan a unas sustancias químicas llamadas neurotransmisores. Estos son las sustancias químicas que dentro del cerebro controlan el flujo de información entre las neuronas o células cerebrales, formando una sinapsis, a la vez que modifican el humor y los sentimientos de las personas.

Estas drogas interfieren con el comportamiento porque interactúan con receptores de neuronas cerebrales que usan un neurotransmisor llamado GABA. Cuando GABA se une a los receptores, normalmente inhibe la neurona y actúa para reducir la actividad neuronal. Cuando las benzodiacepinas se adhieren a los receptores GABA, incrementan la unión de GABA a otros receptores. Así, las benzodiacepinas intensifican los efectos de GABA y reducen la actividad cerebral.

Entre otros efectos significativos, las benzodiacepinas causan déficits cognitivos, de la habilidad para evaluar el nivel de deterioro físico y mental propios, y una interferencia significativa con los mecanismos del aprendizaje.

Por tanto, para evitar el síndrome de abstinencia es necesario restaurar las funciones del cerebro que han sido dañadas por la adicción a las benzodiacepinas. Pero esto no es posible sólo con la desintoxicacion. Las neuronas deben ser restauradas, de manera que posteriormente a su recuperación puedan incrementar su capacidad de aprovechamiento del oxígeno disponible y se pueda normalizar su membrana celular para realizar el intercambio metabólico con el medio extracelular. Sólo esta intervención farmacológica, que debe ser aplicada en un centro de desintoxicacion de drogas, recupera el funcionamiento neuronal normal de las estructuras cerebrales dañadas por las drogas benzodiacepínicas, permite una desintoxicacion sin síntomas de abstinencia y sin ansia de consumo. Más allá, esta intervención permite la recuperación de procesos avanzados de cognición y afectividad, como la atención, la habilidad para leer, la conciencia o la serenidad.

En definitiva, el riesgo de consecuencias graves para los pacientes que experimentan la abstinencia de tranquilizantes hace necesaria una desintoxicacion medicamentosa controlada en un centro hospitalario especializado en desintoxicacion de drogodependencias. Lo que implica un avanzado tratamiento farmacológico, llevado a cabo por profesionales de la medicina, la psicología y la enfermería y que proporcione una evaluación supervisada durante las 24 horas del día, junto a un manejo de la abstinencia en espacios de hospitalización adecuados. Tratamiento, por otro lado, que se realiza de acuerdo a unas políticas sanitarias aprobadas y a unos protocolos clínicos o procedimientos controlados médicamente.

Diversos estudios señalan entre las ventajas de este tratamiento farmacológico realizado en centros de desintoxicacion de drogodependencias con hospitalización ultrarápida, que (1) el paciente está en un ambiente protegido y por tanto sin acceso a sustancias como drogas o alcohol, (2) la recuperación neuronal rápida elimina el ansia de consumo y suprime el síndrome de abstinencia, y (3) la desintoxicacion de drogas se puede alcanzar más rápidamente que en un tratamiento ambulatorio.

Por otro lado, la desintoxicacion de las drogas benzodiacepínicas con hospitalización prepara al paciente para la continuación del tratamiento de esta dependencia. Durante esta hospitalización, los pacientes pueden constituir relaciones terapéuticas auténticas con las personas encargadas del tratamiento o con otros pacientes, y pueden aumentar su capacidad de hacer conscientes las alternativas a una vida dependiente de las benzodiacepinas. De este modo, el tratamiento en un centro de desintoxicacion de drogodependencias es una oportunidad para ofrecer información a los pacientes y para motivarles a adherirse al tratamiento psicoterapéutico.

Pasos fundamentales para lograr una abstinencia a las drogas benzodiacepínicas, tranquilizantes en los centros de desintoxicacion de drogas

En primer lugar, es necesaria una evaluación completa e individualizada de los aspectos médicos, psicológicos y sociales de cada paciente. Esta evaluación se acompaña de una exploración clínica detallada, así como de exámenes psico-diagnósticos y psicopatológicos, que permiten establecer las características de la adicción y su intensidad, la existencia de enfermedades psíquicas asociadas al consumo de drogas, y las repercusiones de la adicción en la familia del paciente, su trabajo y sus amistades. Este procedimiento médico y psicológico es fundamental para determinar el tipo de intervención farmacológica y médica que cada paciente drogodependiente necesita, además de proporcionar información para diseñar una estrategia individualizada de psicoterapia que pueda realizarse después de la salida del paciente del entorno hospitalario donde se ha realizado la desintoxicacion de las drogas.

Tras estos exámenes y evaluación, se realizan las intervenciones farmacológicas, por vía oral e intravenosa, que permiten recuperar las funciones neuronales de las estructuras del cerebro que han sido dañados por las drogas benzodiacepínicas, de manera que las neuronas tratadas puedan maximizar su capacidad para usar el oxígeno y normalizar de manera rápida su membrana celular. El principal logro de este procedimiento farmacológico es que proporciona la cantidad necesaria de medicación para asegurar una desintoxicacion segura y cómoda, sin ansia de consumo y sin síntomas de abstinencia. Al incrementar la capacidad de las neuronas tratadas para usar el oxígeno disponible, las funciones de la membrana neuronal se normalizan de manera rápida.

Simultáneamente, el tratamiento en el centro de desintoxicacion de drogas, incluye la atención a los aspectos nutricionales y psicológicos del paciente: por un lado, se trata de mantener un adecuado equilibrio de fluidos, corregir las deficiencias de electrolitos y atender las deficiencias en la nutrición que frecuentemente acompañan a la adicción del paciente. En este aspecto, la nutrición del cerebro implica un enriquecimiento de la dieta con sales, oligoelementos, y aminoácidos esenciales para la recuperación neuronal.

Por otro lado, se pone a disposición del paciente un plan personalizado de psicoterapia, basado en los exámenes psico-diagnósticos, que restaure la armonía en su vida familiar y personal, clarifique conceptos erróneos acerca de su enfermedad y promueva cambios en su actitud y su estilo de vida. Esta psicoterapia, así como el control farmacológico, forman parte del proceso ambulatorio que el paciente sigue tras abandonar el centro hospitalario, y permiten al paciente participar activamente en su propio tratamiento.

Bajo estas condiciones, la desintoxicacion de drogas benzodiacepínicas tiene cuatro logros inmediatos: (1) proporcionar un abandono seguro de la dependencia de estas drogas y permitir al paciente liberarse del consumo de sustancias no prescritas, (2) proporcionar una abstinencia sin sufrimiento y que por tanto protege la dignidad del paciente, (3) proporcionar una recuperación de procesos cognitivos y afectivos, y (4) preparar al paciente para la rehabilitación psicológica de su dependencia.

Desintoxicacion Tradicional =
Desintoxicacion
Desintoxicacion en TAVAD =
Recuperación Neuronal
Duración del Tratamiento 5-180 DÍAS 2 DÍAS
Ansiedad NO
Temblores NO
Ansia de Consumo NO
Falta de Apetito NO
Insomnio NO
Depresión NO
Irritabilidad NO
Estrés NO
Bienestar NO
Serenidad NO
Recuperación NO
Mejora de las Relaciones NO
Retención BAJA TOTAL

Más información sobre los centros de desintoxicacion de drogas benzodiacepínicas, tranquilizantes

OTROS ARTÍCULOS DE INTERÉS
Abstinencia en la desintoxicacion de drogas
Tratamiento de desintoxicacion de drogas
Cómo salir de las drogas, cómo dejar las drogas
TAVAD desintoxicacion de drogas: especialistas en desintoxicacion y tratamientos contra la cocaína, alcohol, heroína y benzodiacepinas
Desintoxicacion de drogas benzodiacepinicas

 

Página informativa sobre centros de desintoxicacion de drogas